No descuides tu firma…

En el artículo de hoy vamos a ver la importancia de nuestra firma de e-mail y cómo debe ser. Veremos errores a evitar y consejos útiles para aplicar.

Consejos para mejorar tu firma de e-mail ¡tu imagen!

La firma del e-mail se ha convertido en una herramienta imprescindible de marketing. A continuación, te exponemos cuáles deben ser sus características para que surta el efecto oportuno entre otras cuestiones de vital interés.

¿Por qué la firma de un correo electrónico es una magnífica forma de promocionar tu negocio?

Los motivos principales son:

– En la firma se recogen todos los datos de contacto de la empresa. Así, cualquier persona puede contactar de la forma que prefiera con ese negocio. Hablamos del número de teléfono, la propia dirección de correo electrónico, la dirección física e incluso los perfiles en las redes sociales. La fidelización de la clientela comienza por aquí.

– La firma puede aumentar el tráfico hacia la página web corporativa. Este factor no es baladí, ya que no deja de ser el primer paso hacia la consecución de un aumento del nivel de conversión.

– Genera un incremento del número de seguidores en las redes sociales. Cada perfil no deja de ser una tarjeta de visita perfecta que hay que cuidar al máximo.

Analizando el rendimiento de la firma en cuestión, es posible prever cualquier tipo de evolución del tráfico obtenido y mejorar la forma de relacionarte con tu clientela.

¿Cómo debería ser la firma perfecta para los correos electrónicos de tu empresa?

El proceso de creación de tu firma ha de seguir los siguientes pasos para lograr el mejor resultado posible:

– Comienza pensando en el aumento de tráfico en los dispositivos móviles. El 46 % de los correos electrónicos se abren desde un teléfono móvil o tableta. La firma resultante ha de tener, por lo tanto, un diseño adaptativo que se amolde a la perfección a todo tipo de pantallas. Apuesta por el diseño vertical y recuerda que, debido a la variedad de aplicaciones para ver el correo, la firma no se va a ver siempre de la misma manera, dependerá del sistema operativo y del tamaño del teléfono.

 Incluye los siguientes datos: nombre, posición en la empresa, nombre de la compañía, números de teléfono (móvil y fijo), dirección postal, imagen personal, logotipo de la empresa, iconos de las distintas redes sociales con enlace directo a los perfiles.

– Préstale atención al tipo de fuente utilizada. Solo sería recomendable usar dos si el logotipo tiene una diferente. En caso contrario, te aconsejamos usar un único tipo de letra que sea fácil de reconocer. Otro aspecto importante: solo se pueden combinar dos tamaños distintos. Si se puede lograr que la tipografía sea exclusiva y que la firma sea fácilmente legible, mejor.

– La firma debe estar diseñada con los colores corporativos de la compañía. Con un máximo de tres colores; resulta mucho más fácil captar la atención de los clientes. Además, se crea un engagement con el cliente más que recomendable.

– Las imágenes que acompañen a la firma han de ser de la mejor calidad posible. Se recomienda el formato PNG o JPG. Usa herramientas para comprimirlas sin que pierdan calidad. Bien sea el logotipo de la empresa o tu imagen personal, es necesario lograr que se vea con claridad y, sobre todo, que no sea la protagonista absoluta de la firma.

– Te recomendamos ajustar el espacio que va a ocupar la firma. Recuerda que la firma no debe ser la protagonista, sino el mensaje que se quiere trasmitir. Te recomendamos que mantengas un espacio de separación entre el correo y la firma. La idea es que el cliente nunca deje de encontrar la información de contacto de un simple vistazo.

– Ajusta el tamaño de la firma. Como comentábamos anteriormente, la firma ha de ser escalable y adaptativa. Debe tener un tamaño de 700 x 300 píxeles para que se vea correctamente en los ordenadores de escritorio. Para móviles, debe tener 320 x 600 píxeles. Para comprobar el tamaño, ábrela en un navegador, haz clic sobre ella con el botón derecho del ratón y selecciona la opción «inspeccionar»; ten en cuenta las indicaciones arriba indicadas. Otro aspecto importante es el tamaño en kilobytes de la firma. No debería superar los 50 kB. Recuerda que en tu servidor se almacenará esta firma por cada mensaje que envíes. Si haces envíos masivos y tu firma pesa demasiado, podrías quedarte sin espacio en tu servidor.

– Analiza la compatibilidad de la firma en los distintos gestores de correo. No todo el mundo usa Outlook o Gmail. Prueba también Yahoo Mail! y otros similares para comprobar que la firma se ve a la perfección, independientemente del programa usado para abrir el correo electrónico.

Tras haber comprobado las características que debe tener una firma de correo electrónico, procedemos a comentar cuáles son los errores más habituales a la hora de diseñarla.

Errores más comunes al diseñar una firma de correo electrónico

Son los siguientes:

– Un diseño demasiado complicado. Tienes otras opciones para demostrar tu dominio del CSS y del HTML5. Una firma limpia, clara y fácil de entender es siempre mucho más efectiva.

– Incluir animaciones GIF. No estamos en la década de los 90 del siglo pasado. Una animación puede parecer un reclamo, pero no deja de ser un problema. Primero, porque no en todos los lectores de correo se va a ver correctamente. y segundo, porque se trasmite una imagen de inmadurez que puede arruinar tu reputación empresarial.

– Añadir citas históricas. Ni citas ni el lema de la marca ni nada parecido. La firma es simplemente una forma de facilitar el contacto con la empresa. Usa el resto de la página web, o los perfiles en las redes sociales, para incluir este tipo de elementos.

¿Debe incluirse un aviso de confidencialidad o relacionado con la ley de protección de datos?

Cada vez parece más habitual la inclusión de un aviso de confidencialidad en el que se le advierte el cliente de que el contenido del correo electrónico es para su consulta exclusiva. Es importante recordar que solo es necesario si entre el emisor y el receptor del mensaje hay un contrato de confidencialidad. El aviso funcionaría como recordatorio simplemente por lo que, en el caso de tratarse de una simple relación comercial, no sería necesario.

Ahora bien, la ley de protección de datos obliga a las empresas a darle al cliente la posibilidad de acceder, rectificar, suprimir, limitar el tratamiento y cancelar la suscripción a esa lista de correo. Esta notificación es obligatoria, pero no debe formar parte de la firma, sino que debe diseñarse como párrafo aparte y colocarse, a ser posible, al final del mensaje.

¿Para qué puede usarse una firma de correo electrónico bien diseñada?

Su utilidad está confirmada en los siguientes casos:

 La promoción de cualquier tipo de evento. El reenvío de cada mensaje puede ser idóneo para convertir cada mensaje en una promoción directa de la empresa.

– Para dar a conocer un nuevo libro electrónico o un webinar. Tras la firma habitual se puede incluir una llamada a la acción que incluya un enlace para descargar el libro o para inscribirse en el seminario. Así, estarás aumentando el valor de cada mensaje y las posibilidades de engagement.

– Para incluir un enlace a la sección de testimonios de la página web. Puede añadirse un faldón discreto para que el lector haga clic y descubra en qué consiste tu propuesta y qué piensan otros clientes de tus servicios.

– Para ofrecer algún código específico de descuento. Debemos subrayar que el usuario medio de Internet recibe al día un promedio de 20 mensajes publicitarios. Si has logrado, usando un asunto determinado o un contenido de calidad, que uno de tus clientes potenciales abra tu mensaje, resulta perfecto incluir un elemento discreto que llame la atención con una oferta a la que se pueda acceder haciendo clic.

– Para mejorar el lead nurturing. Cada lead, o seguidor, ha de ser tratado con mimo para que siga siéndolo y para que dé a conocer tu empresa entre sus amistades. Incluyendo un enlace que invite al cliente a probar algún tipo de servicio o novedad estarás consiguiendo su fidelización.

– Es una plataforma perfecta para incluir vídeos y para personalizar al máximo cada mensaje. Volviendo a lo expuesto anteriormente, resulta más fácil lograr un clic en una firma que incluya un vídeo que dirija a un contenido interesante, que en una que se limite a ofrecer los datos de contacto. Este recurso es muy útil durante las campañas de presentación de una novedad comercial que quiera promocionarse. No se recomienda su uso habitual.

Conclusión: La firma de tu correo electrónico y su demostrada importancia

Esperamos haberte expuesto con claridad por qué la firma del e-mail debe dejar de ser un simple saludo y convertirse en un reclamo que generará todo tipo de beneficios. Siguiendo nuestros consejos lograrás convertir cada correo electrónico en una manera perfecta de promocionar tus servicios y tu adaptabilidad a tu clientela potencial.

No te olvides de medir el rendimiento de este tipo de campañas y de llevar a cabo una imprescindible segmentación de tu clientela potencial para lograr el mejor resultado. Todo sea por sacarle el máximo partido a tu newsletter y a tus campañas de marketing en Internet.

🙋🏻‍♂️❤️ ¡Ey! Valora este contenido y echa un vistazo abajo que hay más... 👇👇👇

No descuides tu firma…
Valoración: 4.5 (90%) 22 votos

Artículos muy populares:

Técnicas de venta básicas El proceso de ventas y las técnicas adecuadas, sin duda, generan resultados impresionantes a la hora de generar ventas. En el artículo de hoy lo vemos...
¿Todavía sin tu lista de contactos? Una lista de contactos bien optimizada y segmentada puede ser muy útil a un negocio si se sabe usar. En el artículo de hoy vamos a tratar este tema. ...
¿Cómo vender en Instagram? Hoy vamos a ver lo sencillo que es vender en Instagram. Un simple paso a paso para anunciarse en la plataforma. ¿Vamos allá? Entremos en materia... V...
La atención al cliente lo cambia todo La atención al cliente lo es (casi) todo. Lo puede cambiar todo sobre todo a la hora de retener. En el artículo de hoy lo tratamos para que te sirva d...
¡Vamos, cuéntaselo a todos!

Deja un comentario