Necesitas un funnel (y no lo sabes)

A la mayoría de las empresas les vendría genial tener un funnel bien estructurado de ventas. En verdad, todas o casi todas lo deberían tener. Hoy lo queremos comentar.

¿Qué es un funnel?

Un funnel o embudo de ventas es el camino que hacemos seguir a un cliente en nuestro proceso de ventas. Seguro que has visitado IKEA y has comprobado como te hacen seguir un pasillo hasta la salida, pasando por todos los productos que ellos tienen para ti. Pues a eso le podríamos llamar funnel pero a lo bestia.

Cuando hablamos de funnel de ventas, hablamos de proceso de venta. Hablamos de un camino que hay que seguir para aumentar nuestras ventas o cerrar una venta. Sea on u off line.

Ejemplo claro

Por ejemplo, cuando visitas McDonalds, la pregunta estándar (que ya estamos acostumbrados) es si queremos un menú pequeño ó grande. Dan por hecho que nos van a vender el menú completo (donde ellos ganan más). Podríamos comprar una simple hamburguesa y la Coca Cola en el chino, pero a ellos les interesa vendernos cuanto más mejor, y por ello, nos ofrecen el menú, el menú XXL y el postre.

Otro claro ejemplo es el que puedes ver en las gasolineras REPSOL. Paras a repostar y te encuentras una completa tienda. Pero no sólo eso, la persona responsable de cobrar te ofrecerá loterías, gafas de sol, toallas o mil historias. Es su funnel para engordar la venta.

Lo mismo pasa ahora con los bancos. Te venden de todo para engordar sus beneficios y sacar más partido a cada cliente que tienen. ¡Estás dentro de sus funnels!

Todas las empresas tienen o tenemos el mismo objetivo: vender más

¿Cuándo necesito un funnel?

Siempre que tengas algo que vender, necesitas un funnel. Un funnel bien diseñado te ayudará a vender más, ya que tu posible cliente percibirá mejor tu propuesta y tendrá información más precisa y convincente.

Veamos un caso práctico:

Eres un profesor de inglés y mediante tu método, los alumnos (clientes) están aprendiendo de forma divertida y rápida un inglés suficiente para comunicarte.

O eso dices tu…

¿Quién te va a comprar o contratar?

¿Por qué a ti?

¿Quién eres tu?

¿Qué te diferencia del resto?

¿Qué garantías tienen contigo? 

¿De dónde sales tu?

¡Esto lo resuelves con un funnel…!

Un funnel sencillo con varios vídeos podría despejar todas estas dudas de un plumazo. El funnel más clásico y que funciona genial es el funnel de 3 vídeos en los cuales te presentas, presentas tu solución y porque deberían contratarte a tí en vez de a tu competencia.

Puedes mostrar algún caso de éxito, comentarios de alumnos contentos, logros, reconocimientos, etc. Y todo esto en vídeos, mediante un sistema automático de venta. Esto quiere decir, que mientras duermes, tu funnel está dando explicaciones por tí y vendiendo lo que sea que ofrezcas. ¡Y tú durmiendo!

 Ahora veamos otro ejemplo:

Eres una empresa de limpiezas y desatascos industriales. Ofreces servicio a empresas y te interesa que las empresas firmen contigo contratos anuales de mantenimiento y gestión de residuos. Un buen plan sería crear un funnel mediante el cual expliques lo que haces, las ventajas que tiene trabajar contigo, las ventajas que tiene el cliente estando contigo, las posibilidades que tu empresa tiene que ofrecerle, reconocimientos, clientes satisfechos, etc. Cuanto más acredites mucho mejor.

Hay que seguir una estrategia…

Todo este contenido hay que montarlo en varios vídeos informativos, que pueden ser de un miembro de la empresa explicando todo, o bien mediante montajes gráficos que reflejen lo que se explica en cada momento. Mostrar tus medios, tus instalaciones, tu equipo, etc suma muchos puntos.

La cuestión de un funnel de ventas es evitar explicar 40 veces lo mismo y hacerlo en piloto automático. Esta técnica de marketing avanzado pocas empresas la usan, y, unido a las redes sociales hace mucho más posible alcanzar a cierto tipo de empresas que nos interesen.

No debes quedarte atrás

Es otra forma de llegar el público. Hay que tener en cuenta que el marketing digital avanza a pasos agigantados y si tú no lo haces puede que otro lo esté haciendo y te saque ventaja. Debes probar todo lo que tengas a tu alcance antes de descartar nada.

Lo más importante es que habrás creado un pequeño sistema de ventas que trabaja en automático los 365 días del año, las 24 horas del día. Como suena.

¿Cómo hago mi funnel? ??‍

Para crear tu propio funnel deberás primero tener bien ordenados los servicios que ofreces y ver si hay una posible escala de valor o sólo tenemos un producto que vender. En función a esto, ya podremos comenzar a diseñar nuestro funnel.

Si tienes una empresa que venda distintos productos, podrás ordenarlos por precio ascendente o puedes ordenarlos según los vaya a necesitar tu cliente adelantándote a sus necesidades y estando ahí cuando necesite más… La cuestión es que prueben nuestro servicio. Según las estadísticas de marketing, un cliente que ya nos ha comprado está mucho más predispuesto a seguir comprando incluso cosas más caras siempre y cuando la experiencia anterior haya sido satisfactoria.

Volvamos a los ejemplos

Por ejemplo, volvemos al ejemplo del profesor que enseña inglés. Tiene un método probado con el que aprendes inglés de forma divertida y eficaz. Ofreces un mini curso en vídeo gratuito de 7 clases para poner la miel en los labios y así demostrar que sabes lo que haces.

Si de verdad cumples lo que dices y las personas que lo hacen quedan contentas, sin duda estarán dispuestos a escuchar qué más propuestas tienes que ofrecerle. ¡Tu funnel ya está en marcha!

Ahora, el siguiente paso podría ser un curso más completo, el que podrías vender por 450 o 650 € por ejemplo. Este curso, más completo, por ejemplo podría tratarse de una serie de 20 vídeos donde profundizas más y te lo trabajas más. Lo tienes que dar todo y cumplir tus promesas.

Si cumples lo que dices, y tus clientes aprenden, un buen % estarían dispuestos a escuchar nuevas propuestas tuyas. De repente te has convertido en “su” referente. Estás en su mente.

Tus clientes deben quedar satisfechos, y aquí, podría entrar en juego un último y súper especial curso donde también hay tutorías online contigo y donde les acompañas más, además de muchos vídeos con técnicas, trucos, sugerencias, etc. Absolutamente todo y tu acompañamiento semanal por ejemplo. Por esta formación tan completa ya podrías cobrar varios miles de euros y ten en cuenta, que salvo las horas que incluyas de tutoría online, el resto serían vídeos online.

Si a estos vídeos, le sumas un proceso de ventas automático podrás ver que tienes una forma de hacer negocio prácticamente automática.

Bueno, no queremos que te emociones porque no es tarea sencilla. Pero es posible. Conocemos el proceso y casos de éxito.

En otro artículo veremos herramientas que te permiten hacer este tipo de funnels y procesos de venta además de fuentes de tráfico…

Conclusión final

Puede parecer complicado, pero no lo es. Es un proceso sencillo que se pone en marcha en pocos días y puede generarte buenos resultados si se ha preparado bien y trabajado bien.

Si crees que debes tener tu propio funnel ponte en marcha ya mismo. Si quieres que te ayudemos contacta con nosotros, sin compromiso. Te daremos toda la información que podamos al respecto.

Nos leemos pronto  ?

¡Vamos, cuéntaselo a todos!

Deja un comentario