Cómo crear y mantener tu propio podcast

Un podcast puede ser interesante para que usuarios y clientes conozcan más tu sector o servicio. Puede ser una fuente agradable de comunicarte. Hoy, lo comentamos.

¿Cómo crear y mantener tu propio podcast?

Si hay una tendencia en auge este 2019 es el podcast. Crear esta pieza de audio es una tarea sencilla y apasionante. Según datos de IAB (Interactive Advertising Bureau), el 65 % de los oyentes de audio online escuchan o descargan podcasts o emisoras íntegramente online en diferido.

Es más, se prevé que en 2020 se fortalecerán y cada vez más marcas brindarán contenidos en este formato. ¿Quieres saber cómo crear y alimentar día tras día tu propia pieza de audio? Te ofrecemos consejos, técnicas y praxis para que no se te escape ni un detalle a la hora de lanzarlo y mantenerlo.

A la búsqueda y captura de temas interesantes

Quizás te hayas sumido en un mar de dudas. Todo podcaster que se precie se ve en esta tesitura a la hora de buscar temas que resulten interesantes. Elegir la temática se perfila como una tarea que genera cierta dosis de inseguridad. Y, no es para menos, ya que el creador intuye que es esencial para tener éxito.

Lo fundamental es elegir un tema por el que sientas pasión. Este formato de audio requiere dedicación y tiempo, por lo que si lo que haces te apasiona, serás persistente.

Vas a tener competencia, así que si te entusiasma lo que haces vas a ser imbatible. Tenlo en cuenta a la hora de capturar tu tema.

Te proponemos que elijas una temática que tenga un número considerable de oyentes, pero no tan amplia o genérica que te sea difícil fidelizar a tu audiencia. Por ello, céntrate en un nicho pequeño y no pretendas que te escuche todo el mundo.

Otra de nuestras recomendaciones es que cuando lances el podcast, abras un blog donde crees posts para colgar cada uno de tus episodios con un resumen, notas acerca del programa o páginas de referencia.

¿Qué equipo necesitas para elaborar tu podcast?

Para crear un podcast no precisas de un gran equipo de grabación, ni salas especiales. Sencillamente con un ordenador, más o menos reciente, con bastante capacidad, unos auriculares con micrófono y software de grabación gratuito, puedes comenzar a grabar.

En cuanto a los auriculares, no es necesario que compres unos especiales. Con unos que te resulten cómodos es suficiente. Con respecto a los micrófonos puedes elegir unos USB o los XLR que tienen una conexión analógica que precisa una mesa de mezclas.

Los micrófonos XLR son los más profesionales, pero también más caros y completos. Pueden necesitar un equipo adicional como una mesa de mezclas.

Por el contrario, los micrófonos USB gozan de una mayor simplicidad y existen económicos con una calidad bastante aceptable.

¿Cómo comenzar a producirlo?

En primer lugar, es muy importante que tengas planificados los episodios. De esta manera, no estarás estresado o con prisas todo el tiempo. La pieza de audio ha de tener un formato, una duración y una periodicidad.

– Formato: tienes que optar por hablar solo, decidir hacer entrevistas o un modelo mixto.

– Duración: puede ser de 10 o 15 minutos si hablas tú solo o de 30 a 60 minutos si haces entrevistas, aunque estos son datos orientativos y este es un factor que depende de la temática.

– Periodicidad: para tener un público fiel, que escuche cada episodio, has de concretar el día o días que emitirás y con qué periodicidad. Te aconsejamos que empieces de menos a más.

¿Cómo preparar el guion?

Tanto si hablas tú como si optas por el formato de entrevista, has de llevar preparado un guion o estructura de la información.

Te recomendamos que, al comienzo, lo lleves todo escrito y, de este modo, estarás más tranquilo. Una vez que tengas más rodaje y, por tanto, más confianza, te bastará con llevar anotadas las ideas principales, aunque nunca está de más elaborar un guion. ¿Quieres saber cómo?

Las partes en que puedes dividir cada episodio son:

1. Intro: es la parte en la que te presentas y anuncias el contenido del episodio. Puedes aprovechar este momento para cosas destinadas a la monetización como anunciar algún servicio tuyo o prestar este espacio a algún patrocinador.

2. Cuerpo: desarrollo del tema que vas a tratar.

3. Cierre: despedida hasta el siguiente episodio y puedes incluir también alguna llamada a la acción, como puede ser que se inscriban para recibir tu blog o newsletter. También puedes incluir en esta parte tus patrocinios.

Las fases por las que atraviesa un guion

1. Lluvia de ideas: lo primero es contar con la idea general sobre el tema que vas a tratar y su perspectiva o punto de vista.

2. Objetivos: debes tener claro qué quieres transmitir y a qué conclusión quieres llegar.

3. Esquema o estructura: básicamente, se trata de elaborar una historia. Una buena forma es comenzar con un gancho que atrape al oyente, para posteriormente exponer un planteamiento o hipótesis, un desarrollo y una conclusión.

4. Documentación previa: la precisión se perfila como muy relevante. Recuerda que te pueden estar escuchando especialistas en el tema que estés tratando. Por ello, documéntate y ten preparados datos precisos.

5. Desarrollo de cada parte de la historia: puedes redactar todo el contenido del podcast o bien solamente las ideas sueltas de lo que quieres decir. En un comienzo, te recomendamos que lo lleves todo guionizado.

6. Revisión de coherencia y cumplimiento de los objetivos.

7. Revisión del guion completo: puedes hacerlo después de dejarlo reposar durante unos días.

8. Grabación: ya lo tienes todo listo, no hay nada que te detenga, así que arranca y lánzate a locutar y disfrutar.

9. Edición y postproducción: en este instante es cuando suprimes los silencios que hayan aparecido y las repeticiones en la locución. En esta parte es cuando añades la cortinilla de inicio y de fin, además de alguna transición sonora o musical a medias.

10. Ponle título: en ocasiones lo tenemos muy claro, pero en general suele ser complicado dar con un título adecuado que describa el contenido y, además, despierte interés en la audiencia.

¿Cómo publicarlo?

Una vez que lo tenemos grabado y editado, hemos de subir el archivo mp3 al servidor donde tendremos alojados nuestros podcasts.

¡Anímate con tu primer podcast! Pon sonido y palabras a aquello que quieras transmitir, con creatividad y gancho. Es más sencillo de lo que parece.

¡Vamos, cuéntaselo a todos!

Deja un comentario